Médico le extrae por error riñón sano a un niño de tres años

201809080031551.jpeg

EFE
LA PAZ

El caso de un niño boliviano que quedó sin riñones por un supuesto error médico desató hoy tanto la solidaridad con el pequeño y su familia, de escasos recursos, como la indignación al conocerse que el médico ya fue procesado antes por mala praxis.

El menor, de 3 años, fue operado el miércoles pasado en la ciudad boliviana de Santa Cruz, pero el doctor le extirpó primero por error el riñón sano y luego tuvo que retirar el que tenía un tumor cancerígeno.

El paciente se encuentra en el Hospital de Niños de esta ciudad, donde recibe tratamiento de hemodiálisis, con pronóstico reservado ya que su situación es de extrema gravedad, puesto que además el cáncer le daña los pulmones, según datos del Servicio Departamental de Salud en Santa Cruz.

El niño requiere de una radioterapia para tratar primero la metástasis que sufre en los pulmones, antes de que pueda estar en condiciones de someterse a un trasplante de riñón, de acuerdo con el servicio de salud.

«El caso del niño Sebastián, al que por error se le ha extraído el riñón sano, nos ha dolido mucho, más aún porque proviene de una familia de bajos recursos. Por ese motivo, el Estado va a dotar a su familia de una vivienda social», escribió en Twitter el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El mandatario pidió en la red social que los profesionales sanitarios asuman «su rol ético» en su cometido de «preservar la vida».

El ministro Justicia de Bolivia, Héctor Arce, visitó al menor y se reunió con sus padres en el hospital en el que está ingresado, donde anunció que el Estado se hará cargo de toda la atención necesaria para el trasplante y los cuidados que requiera el niño.

En la víspera, la Gobernación de Santa Cruz garantizó la atención gratuita del niño.

Anuncios